Las mejores opciones para utilizar la centralita desde el móvil

Utilizar la centralita desde el móvil significa estar siempre preparado para teletrabajar. Significa poder salir de la oficina sin perder llamadas. Y también poder moverte por la empresa con tu teléfono fijo contigo, en el móvil. Y, por supuesto, poder llamar a tus compañeros por marcación corta y llamadas internas gratuitas. Si en tu empresa aún no habéis implantado una solución móvil, continúa leyendo porque te interesa conocerlas.

mejores opciones extension centralita en tu movil

A la hora de utilizar el móvil con una centralita existen dos tendencias. Una es más exclusiva, pocos operadores la ofrecen y es la idónea para empresas que cuidan su imagen y productividad y prefieren gastar algo de dinero y asegurarse de que todo funcione siempre.

Y la otra es más barata, todos los operadores de telefonía IP para empresas la ofrecen, pero tiene el problema de que funciona a través de apps y se pierden llamadas porque pierde la línea con cierta frecuencia. Vamos a explicar todo en más detalle:

Móvil integrado en centralita – sin apps

El Ferrari de las centralitas móviles es utilizar líneas móviles que son una extensión de la centralita: no requieren Internet ni uso de apps, así que aseguras que no se entrecorten las llamadas y que no se pierdan llamadas cada vez que la app se cierra o se desconecta sola de Internet.

Pocos operadores especializados en empresas ofrecen tarifas móviles que están integradas en las centralitas. Así, cuando contratas la centralita puedes contratar también móviles. Y desde estos móviles se podrán atender llamadas de la centralita y se podrán utilizar como si fuera el tradicional teléfono de la oficina.

Obviamente, esta solución es la ideal para las empresas porque da movilidad total sin el riesgo de que las llamadas se escuchen mal porque la conexión es lenta. Pero, como toda solución ideal, el coste también es más alto que otras soluciones más básicas.

Para utilizar móviles integrados con la centralita es imprescindible contratar móviles y centralita al mismo operador. Los operadores que ofrecen esta solución han realizado unos trabajados técnicos para conseguir que los móviles sean extensiones de la centralita y se puedan comportar como una extensión de un teléfono de sobremesa con su centralita.

En España solo hay 4 operadores que ofrecen este tipo de solución y los precios por línea móviles suelen rondar los 15€. Puedes consultar con Telsome cuánto te costaría implantar una centralita móvil en tu empresa.

A nivel práctico, está el ejemplo de Telsome cuando se teletrabaja. Cada trabajador vive en un sitio y tiene una conexión a Internet distinta, y las hay mejores y peores. Con las peores conexiones sería un suicidio telefónico atender llamadas con apps en móviles que funcionan por Internet porque se escucharía mal, los clientes se cabrearían y los trabajadores también.

Con un móvil, en cambio, se evita ese problema. Cuando entra una llamada a la centralita envía las llamadas a la extensión que corresponde, y suele ser un móvil integrado. Además, podemos llamarnos entre extensiones y pasarnos llamadas con el móvil, igual que hacíamos con los teléfonos de sobremesa.

Los móviles integrados en la centralita son la opción más segura para el teletrabajo porque no dependen de la conexión a Internet que cada trabajador tiene en su casa. Y también para trabajadores que requieren movilidad, como comerciales, porque no estarán atados al tipo de conexión que tenga en cada momento.

Y ahora, el problema: sólo un puñado de operadores especializados en empresas y teletrabajo han desarrollado esta tecnología. Para utilizar móviles integrados en la centralita es imprescindible tener el fijo, la centralita y los móviles con el mismo operador especializado. Y, por supuesto, que disponga del servicio.

Apps en el móvil

Utilizar apps que emulan un teléfono es la opción que ofrecen más operadores porque es compatible con todas las centralitas virtuales. El funcionamiento es muy sencillo: se instala una app en el smartphone y se configura con los datos de la extensión de la centralita que se quiere utilizar. Y así se reciben y emiten llamadas de la centralita desde e móvil utilizando la conexión a Internet disponible en el momento.

Es muy importante tener en cuenta que estas aplicaciones, que se llaman softphones, funcionan sobre la conexión a Internet. Y esto implica que las llamadas pueden entrecortarse o escucharse mal cuando la conexión no es la mejor. Y, muy importante también: pierden el registro con cierta frecuencia, por lo que si llama un cliente cuando ha perdido el registro, la llamada se pierde.

Perder llamadas es el punto más frustrante para las empresas que emplean apps con la centralita. Y es importante entender que da lo mismo utilizar una u otra app de telefonía en el móvil: todas pierden el registro. Por ello, si te decantas por esta opción, es importante que configures la expiración del registro al mínimo posible en la app para reducir el tiempo que estarás sin línea cuando pierda el registro.

Y, si bien no te recomiendo esta opción porque considero muy importante no perder llamadas y que las llamadas se escuchen bien, también tiene su parte buena: el precio. Existe apps gratuitas, como Grandstream Wave, que son profesionales y ofrecen todas las prestaciones que se pueden querer a nivel empresarial.

Si solo quieres la app para hacer llamadas salientes de la centralita es una buena opción porque cada vez que la abres se conecta, de modo que aunque hubiera perdido la conexión la renuevas. Y además puedes verificar qué tal conexión a Internet tienes antes de llamar, de modo que si tienes buena conexión llamas y, si no tienes buena conexión, te mueves en buscar de buena cobertura antes de llamar o esperas.

En todo caso, son muchas las empresas que comienzan con una solución de apps para darse cuenta al poco de que no alcanza sus expectativas mínimas y tienen que cambiar a móviles integrados a toda velocidad. Así que si estás pensando en esta opción, contrata con un operador que tenga las 2 opciones disponibles de modo que si quieres cambiar no tengas que volver a portar los números, configurar otra centralita, cambiar las extensiones…

Desvíos a móviles

Otra opción, cuando no se pueden portar los móviles al operador con el que tienes la centralita virtual, es hacer desvíos de llamadas de la centralita a los móviles. De este modo las llamadas se pueden atender desde el móvil.

Esta opción es recomendable para utilizar en momentos puntuales, como tener que salir corriendo de la oficina por algún motivo o cuando hay permanencias que no se pueden asumir, pero no es recomendable como solución porque:

  • Conlleva un coste cada llamada que atiendes en el móvil. La centralita tiene que llamar a tu móvil para que puedas atender la llamada en él, y eso conlleva el mismo coste que llamar a un móvil nacional.
  • No puedes distinguir entre qué llamadas provienen de la centralita y cuáles son llamadas directas a tu móvil. Todas las llamadas que recibas en tu móvil serán iguales, así que tendrás que responder siempre como si fuera una llamada de la centralita.
  • No puedes llamar con el número de la centralita.

También te podría gustar...

Deja un comentario