Lo más demandado: unificación del sistema de telefonía oficina-teletrabajo

Las opciones de telefonía empresarial más demandadas para el teletrabajo son aquellas que funcionan del mismo modo al trabajar desde la oficina que desde casa y que no requieren de ningún cambio para ello. Esto exige decir adiós a las centralitas conectadas con primarios y RDSI y dar el salto a las centralitas virtuales. Explicamos las opciones más demandadas.

unificacion sistema telefonia oficina teletrabajo

Al hablar de no tener que hacer ningún cambio al pasar del trabajo presencial al teletrabajo nos referimos a la empresa no tendrá que hacer ningún redireccionamiento, ni aplicar nuevas reglas al funcionamiento de la centralita y tampoco los usuarios tendrán que hacer un uso diferente de sus extensiones: todo lo que usan en la oficina, lo usan en casa. Y lo que usan en casa, lo utilizan en la oficina.

Es normal que los sistemas que unifican el uso telefónico desde la oficina y desde casa sean los más demandados puesto que, además de simplificar su funcionamiento y dotar a la empresa de una agilidad impresionante, evitan la duplicidad de costes existentes en sistemas duales.

Explicamos a continuación los dos sistemas de telefonía empresarial que más se han implantado desde que se implantó el teletrabajo como norma en la mayoría de las empresas.

Centralita móvil: opción estrella para el teletrabajo

centralita movil telsome empresas teletrabajo

Con la obligación del teletrabajo hemos visto un aumento explosivo en la demanda de centralitas móviles porque son la opción estrella para combinar los tiempos de trabajar desde casa con la vuelta a la oficina y, puede, la vuelta al teletrabajo.

La gran ventaja de las centralitas móviles es que el móvil de cada trabajador es su extensión, de modo que está con él allí donde trabaje. No depende de ninguna conexión a Internet y no hay nada que configurar. Que trabaja desde la oficina: utiliza la extensión desde el móvil de empresa. Que trabaja desde casa: utiliza la extensión desde el móvil de empresa. Siempre es igual y sólo hay que comprar un equipo.

Otra gran ventaja es que la resistencia al cambio es casi nula por parte de los usuarios porque todos utilizamos móviles y es un cambio entre comillas: no hay que aprender a utilizar un móvil porque ya sabemos. Muy sencillo.

La única desventaja que encuentran algunas empresas es la inversión inicial en la compra de los smartphones para los empleados. Sin embargo, desde un punto de vista racional, o se compran teléfonos móviles, o se compran teléfonos IP, o se pasa a un modelo de software para telefonía, que también es buena opción.

El precio medio por usuario suele rondar los 20€ incluyendo todas las llamadas. Puedes solicitar un presupuesto a medida aquí.

Centralita con Web Phone: el ordenador para todas las llamadas

webphone telsome telefonia en el ordenador

La centralita con Web Phone es otra de las soluciones más vendidas desde que comenzó el teletrabajo porque permite tener un sistema de telefonía unficado para el teletrabajo y la oficina de una forma muy rápida, fácil y barata.

El WebPhone es un programa Web RTC, es decir, es un programa web y no es necesario hacer ninguna instalación ni configuración. Cada trabajador accede a él desde el navegador del ordenador y sólo tiene que introducir su usuario y contraseña para hacer uso de su extensión telefónica.
A diferencia de programas que hay para ordenador, que es necesario instalar y configurar, con el WebPhone no hay que perder el tiempo en configurando un ordenador tras otro, verificando que funcione bien y obligando al trabajador a esperar mientras tanto. Basta con dar los datos de acceso a cada trabajador y listo: todo funcionando.

Al funcionar en el ordenador y en el navegador, sin instalación de software, cada trabajador puede utilizar el WebPhone tanto desde la oficina como desde su casa sin tener que hacer nada especial. Accederá del mismo modo que accede a su email: web+usuario+contraseña.

Otra de las grandes ventajas de WebPhone, aparte de la simplicidad, es que no hay que hacer una gran inversión inicial para la compra de equipos. Lo habitual es comprar sólo auriculares con micrófono para cada trabajador para asegurar un mínimo de calidad de sonido en las llamadas.

Como desventaja está la resistencia al cambio: hay gente a quién no le gusta la idea de reemplazar el teléfono de sobremesa por el ordenador. La transición es muy sencilla y la única desventaja es que si el ordenador está apagado no se pueden atender las llamadas pero, al mismo tiempo, ¿quién no tiene encendido el ordenador en sus horas de trabajo?

El precio por usuario suele variar entre los 5€ y los 15€ dependiendo de si incluye o llamadas, de sus prestaciones y del tipo de operador. Puedes solicitar un presupuesto a medida aquí.

¿Cuánto te costaría unificar la telefonía en tu empresa?

Deja un comentario