4 situaciones en las que una centralita virtual te ahorrará mucho tiempo, dinero y salud mental

Si tienes una empresa o eres el encargado del servicio de telefonía es muy probable que ya hayas pasado por alguna de estas situaciones que te habrán estresado y con las que te habrás estrujado el cerebro. Porque en las empresas los cambios se quieren para ya y no es posible estar sin línea telefónica ni un sólo minuto.

Muchísimos servicios ya están 100% en la nube y la parte física se ha quedado obsoleta (o está en proceso). ¿Quién compra hoy en día software en un cd? Y con la telefonía y las centralitas está sucediendo lo mismo: todo se está llevando a la nube con la telefonía IP y la centralita virtual.

*Aprende aquí qué es una centralita virtual, cómo funciona y qué necesitas

ventajas centralita virtual para empresas

Además de que el precio de la centralita virtual es mucho inferior al de las centralitas analógicas, si tienes previsto pasar por una de las siguientes situaciones seguro que tienes que empezar a pensar en utilizar una centralita virtual:

1.      Cuando te mudas de oficina y te llevas la línea

Cuando te mudas tienes que llevarte todo contigo, y aquí se incluye las líneas de teléfono, con la numeración y también la centralita física.

Con las centralitas analógicas el número viene dado por cableado y no basta con llevarse la centralita a la nueva oficina y conectarla. Llevarte el número fijo analógico de una localización a otra es un proceso en el que entran en juegos diversos factores: central telefónica, distritos, técnicos… Y no es un cambio que se haga de un día para otro.

Cuando te mudas de oficina y utilizas una centralita virtual y telefonía IP lo único que tienes que hacer para llevarte todo el sistema telefónico es llevarte tus teléfonos IP a la nueva sede y conectarlos.

Una vez has conectado los teléfonos en la nueva sede los tendrás ya funcionando exactamente igual que antes, con tu número de teléfono fijo activo para recibir y realizar llamadas. Y todo al momento, sin demoras y sin interrupciones en las comunicaciones.

En resumen, para llevarte todo el sistema telefónico a la nueva localización sólo tendrás que contratar conexión a Internet y, una vez activa, llevarte los teléfonos y conectarlos: ¿fácil y rápido verdad?

2.      Cuando estás creciendo y necesitas más líneas

Si eres una startup, estás emprendiendo o estás en fase de crecimiento antes o después contratarás más empleados y necesitarás más líneas telefónicas, más canales y más extensiones.

Con la telefonía analógica añadir más canales (llamadas simultáneas) a tu centralita no es algo ni automático ni que se pueda siempre hacer: dependerá del cableado y de la disponibilidad de los técnicos.

Si estás utilizando una centralita virtual podrás activar nuevas líneas, canales y extensiones de forma automática a través de Internet. Sin demoras, ni necesidad de instalación.

La mayoría de los operadores de telefonía IP te permiten añadir más servicios a tu centralita virtual desde su página web. Entre los servicios que puedes tener al momentos están:

  • Canales (llamadas simultáneas)
  • Números de teléfono
  • Extensiones
  • Tarifas planas

3. Cuando tu empresa tiene varias sedes

Si tienes distintas oficinas o sedes puedes unificarlas todas con una centralita virtual. Gracias a la nube puedes gestionar las llamadas de todas las oficinas desde una sola centralita. Así no necesitarás comprar una centralita para cada sede ni un técnico en cada oficina para ocuparse de la centralita.

Bastará con que contrates 1 centralita virtual que utilizarás con todas tus sedes.

Puedes tener el servicio técnico en otra ciudad y utilizar la misma centralita e incluso el mismo número. Cuando alguien llama podrá elegir con qué departamento hablar seleccionándolo en el menú interactivo y la llamada sería enviada a la oficina correspondiente.

Si tienes sedes en varias provincias puedes unificarlas con la centralita y que la llamada llegue a una u otra dependiendo del número al que llamen. Si llaman al 976 que llegue a la sede de Zaragoza; si llaman al 91 a la oficina de Madrid y si llaman al 93 a la de Barcelona.

Las llamadas internas son gratuitas y podrás transferir llamadas entre las distintas sedes, incluso entre distintos países.

4. Cuando quieres cambiar el horario o hacer cambios en la centralita

Cuando hay un puente o un festivo hay que cambiar el horario de la centralita para que las personas que te llamen lo sepan. Si utilizas una centralitas analógica tendrás que utilizar una tarjeta para ello y, por supuesto, estar en la oficina para realizar el cambio.

Con una centralita virtual puedes cambiar el horario o mostrar el mensaje de cerrado accediendo desde cualquier lugar al panel de control online. Incluso si te has ido ya de vacaciones y se te ha pasado cambiar el estado a festivo podrás hacerlo incluso desde tu móvil.

Y del mismo modo que puedes cambiar el horario de la centralita virtual a través de Internet podrás gestionar el resto de acciones en remoto online:

  • Cambiar horarios
  • Gestión de llamadas entrantes
  • Gestión de llamadas salientes
  • Gestión de extensiones

¿Quieres presupuesto de Centralita?

Solícitalo ahora:

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono(requerido)

Número de extensiones

Indicaciones adicionales

 

 

Deja un comentario